Home

MONTE RORAIMA/GRAN SABANA OCT 2014 Tercera Parte

DSCF0085

Finalmente después de atravesar la Gran Sabana de norte a sur, llegamos a Sta. Elena de Uairen. Es la última ciudad de Venezuela antes de cruzar la frontera a Brasil, de mediano tamaño y con una influencia extranjera increíble. Fuimos directo al punto de reunion con el resto del grupo que subiría el Roraima, por supuesto que era en el restaurant/bar de una posada de la ciudad. Conocimos a los integrantes del grupo, se hablaron de algunos puntos de seguridad al subir, las etapas y el tiempo hasta llegar a la cima al igual que el retorno y la hora de encuentro a la siguiente mañana para la salida.

En la mañana siguiente, a eso de las 9:00 AM salimos en los LandCruisers desde la ciudad hasta el poblado indigena de Paraitepuy. Allí firmamos el libro de registro de IMPARQUES y como al medio día comenzamos la caminata de 12 kms hasta el campamento del río Tek, donde pasaríamos la primera noche. Es una caminata de unas 4-5 horas dependiendo tu condición física, de inclinaciones muy leves y unas vistas maravillosas de los tepuys.

Después de no se cuantas horas, llegue al primer campamento. En el grupo eramos 14 personas, de la cual no fui ni uno de los últimos ni uno de los primeros, así que me imagino que hice buen tiempo. Llegamos casi en el atardecer, a tiempo para darme un baño en el río, cambiarme y disfrutar una buena cena antes de caer muerto en la carpa y estar preparado para el próximo día.

En el día numero dos, la idea es llegar al campamento en la base del Roraima. Son unos 11 km, pero es hoy cuando comienza lo fuerte, el 90% de la caminata es pura subidas, algunas con unas inclinaciones fuerte. Cruzamos el río Tek y el Kukenan, que por las piedras tan resbaladizas es recomendable quitarse los zapatos y pasar en medias para así tener un poco de grip. Lo mas increíble de este trecho, es ver como nos vamos acercando al Roraima y el respeto hacia él definitivamente va creciendo. De nuevo unas 5 horas caminando hasta poder llegar al campamento base, esta vez si que puedo decir que estaba mas cerca de los que llegaron de último que de los que llegaron primero. No es una competencia ni nada por el estilo pero no me creo preparado para este tipo de caminata y para mi es importante saber que a pesar de todo, lo puedo lograr. Nunca subestimes tus límites, porque el día menos pensado te darás cuenta que lo que piensas que no puedes hacer, lo vas a lograr sin ningún problema. Finalmente llegue al campamento base. Es increíble ver como esa noche voy a dormir al pie de una montaña que tiene tanto significado para los locales y es una de las formaciones mas antiguas del planeta y aunque todos los años cientos de personas la conquistan, todavía quedan millones que sueñan por hacerlo y al día siguiente yo pasaba de un grupo al otro.

Al tercer día, temprano en la mañana comenzamos el ascenso al tope del Roraima a una altura de 2700 m.s.n.m. por lo que llaman la rampa. Es una travesía de unas 5 horas por altas inclinaciones y definitivamente es la etapa más fuerte del viaje. Durante toda la subida se puede observar y admirar lo grandioso que es la Gran Sabana, existen varios puntos o miradores donde es necesario parar, para poder curtir tanta belleza. Gran parte del ascenso tienes que utilizar tus manos para ayudarte durante la escalada y poco a poco vas sintiendo como tus rodillas se esfuerzan para superar todos los obstáculos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *